HURRICANE SOLUTION | PROTECCION CONTRA HURACANES

Ultimas Noticias

Huracanes

En caso de Huracan es recomendable tener un Plan de Emergencia Familiar

Plan familiar en caso de huracan

La temporada de huracanes ha iniciado, debido a ello las autoridades nos recomienda preparar un plan de contingencia en caso de huracán,  las autoridades sugieren que cada familia o dueño de un negocio, pequeño o grande cuente con un plan para enfrentar una situación de emergencia y así evitar poner en riesgo su vida y su patrimonio.

 

En él, se deben diseñar rutas de evacuación así como salidas más seguras y próximas para alejarse del lugar de alto riesgo en el hogar, además de señalar el punto en donde se concentrará la familia en caso de desastre.

 

“Este plan servirá para que cada integrante de la familia conozca las actividades que se pueden realizar antes, durante y después de que ocurra una situación de emergencia”, dijo. 

 

También nos sugieren hacer de manera periódica, ejercicios o simulacros en el hogar para estar preparados para cualquier contingencia.

 

  • Elaboremos juntos el plan familiar de emergencias. Es sencillo y puede salvar la vida de nuestra familia.
  • Con los miembros de la familia preparemos el maletín para emergencias, con alimentos no perecederos, radio, foco, documentos personales, medicinas y protectores para cubrir la nariz.
  • Prestemos atención a los informes oficiales de radio, televisión y prensa escrita.
  • Seleccionemos cuidadosamente las zonas de mayor seguridad.
  • Aseguremos las puertas y ventanas, para mayor seguridad usted debe colocar un sistema de Protección contra Huracanes que resista los efectos de una tormenta o huracán.
  • En caso de no contar con un sistema de protección contra huracanes, debemos asegurar los vidrios de las ventanas con cinta o papel adhesivo especial para evitar que alguien resulte herido.
  • Analicemos las probabilidades de tener que evacuar el hogar.
  • Cortemos las ramas de los árboles que podría desprenderse y causar daño.
  • Almacenemos alimentos enlatados (atún, frijoles, sardinas, leche) que no necesiten refrigeración y agua purificada o hervida en envases con tapa.
  • Tengamos a mano una radio y linterna de pilas con repuestos necesarios.
  • Mantengamos un botiquín de primeros auxilios.
  • Si las autoridades recomiendan evacuar el área y/o la casa donde vivimos. NO LO PENSEMOS, HAGÁMOSLO! esta recomendación se basa en el conocimiento de peligrosidad del huracán.
  • Mantengamos la calma y tranquilicemos a los familiares. Una persona alterada puede cometer muchos errores.

Respondamos a tiempo:

  • Mantengamos desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de que no haya fugas ni peligro de un corto circuito.
  • Trasladémonos a los sitios de seguridad elegidos como, edificaciones sólidamente construidas, sótanos o túneles.
  • Evitemos estar cerca de puertas y ventanas, donde haya vidrios o espacios descubiertos.
  • Tengamos a mano la reserva de agua potable.
  • Tengamos a mano el botiquín de primeros auxilios.
  • Desconectemos los interruptores de electricidad y gas.
  • Tengamos al alcance una radio encendida para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales y una linterna.
  • Tengamos a mano ropa abrigadora e impermeable.
  • Vigilemos constantemente el nivel del agua cercano a la casa.
  • No encendamos velas; usemos lámparas de baterías.
  • Si el viento abre una puerta o ventana, no avancemos hacia ella en forma frontal.
  • No salgamos hasta que las autoridades indiquen que terminó el peligro.

Permanezcamos en un lugar seguro y estemos atentos al informe oficial de las autoridades hasta que indiquen que todo ha vuelto a la normalidad.

 

Después:

  • Conservemos la calma.
  • Sigamos las instrucciones transmitidas por las autoridades a través de los medios de comunicación.
  • Si hay heridos reportémoslo inmediatamente AL 9-1-1.
  • Cuidemos que los alimentos estén limpios. No comamos nada crudo ni de dudosa procedencia.
  • Consumamos el agua potable que almacenamos o hierva la que va a tomar.
  • Revisemos cuidadosamente la casa y verifiquemos que no haya peligro.
  • Si la casa no sufrió daños permanezcamos allí.
  • Aseguremos que los aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.
  • Usemos el teléfono sólo para reportar emergencias.
  • Si nuestra vivienda está en la zona afectada, no debemos regresar a ella hasta que las autoridades lo indiquen.
  • Eliminemos el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.

 

Recordemos: La prevención inicia con nosotros, nuestra familia y la comunidad. Organicémonos con los vecinos y colaboremos con autoridades locales.

 

JUNTOS PREVENIMOS MEJOR

 


Leave a Reply