HURRICANE SOLUTION | PROTECCION CONTRA HURACANES

Ultimas Noticias

Huracanes

Como afectó el huracán Sandy a Nueva york

Fue el huracán que produjo más muertes en Estados Unidos en los últimos 40 años y el segundo más costoso, tras Katrina, según un informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Sandy ocupa el segundo huracán en ocasionar más daños en Estados Unidos después del huracán Katrina afectó a Luisiana a finales de agosto de 2005.

Azotó con vientos devastadores de hasta 140 kilómetros por hora y sometió a la ciudad de Nueva York a las peores inundaciones de su historia en octubre y noviembre de 2012.

11 estados con más de cinco millones de personas se quedaron sin luz. El agua rebasó  los cuatro metros de altura en algunos lugares del distrito financiero del sur de Manhattan: unos niveles que dejaron por debajo el  récord anterior.

Pero el peligro se encontraba en  el aumento del nivel del mar. El viento traía el agua del río Hudson y del océano, potenciada por las mareas altas de la luna llena. El agua entraba rápidamente  por Battery Park, la punta sur de Manhattan, y en pocas horas llegó a su récord histórico, por encima de los cuatro metros.

“Los cálculos preliminares de daños en Estados Unidos oscilan en $50,000 millones, lo que lo convierte en el segundo ciclón más caro que toca tierra en Estados Unidos desde 1900”, cuando se comenzó a dar  seguimiento de este tipo de datos, explica el CNH, y esto a pesar de que cuando llegó a este país ya no tenía categoría de huracán.

Según la información, “hubo al menos 147 muertes directamente relacionadas” con Sandy (y otras 87 indirectas), en la cuenca atlántica, 72 de ellas en Estados Unidos (48 en Nueva York).

Es la cifra más elevada de muertes relacionadas con ciclones tropicales desde el paso del huracán Agnes, en 1972, en el que murieron 122 personas, apunta el CNH, que describe que “Sandy fue el clásico huracán de final de temporada en el suroeste del Mar Caribe”.

Fuera de Estados Unidos, Sandy causó 54 muertes directas en Haití, 11 en Cuba, 3 en República Dominicana, 2 en Bahamas, 2 en aguas del Atlántico y 1 en Canadá, Jamaica y Puerto Rico, respectivamente.

Al inicio tocó tierra como huracán de categoría 1 (sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson) en Jamaica y  posteriormente con categoría 3 en Cuba, antes de debilitarse rápidamente para llegar a Bahamas de nuevo como categoría 1.

Después “Sandy sufrió una compleja evolución y creció mientras atravesaba Bahamas y continuó aumentando pese a su debilitamiento hasta tormenta tropical y avanzando hacia el norte”.

Sin embargo, “se debilitó un poco y tocó tierra como ciclón pos tropical cerca de Brigantine, Nueva Jersey”, explica el CNH para relatar la confusa evolución del frente, que, “aun así”, pese a no tener categoría de huracán, y “debido a su tremendo tamaño, llevó consigo una catastrófica subida de la marea a las costas de Nueva Jersey y Nueva York”.

Según los datos del informe, devastó unos 65,000 barcos en la costa estadounidense, dañó o arrasó unas 650,000 viviendas y unos 8.5 millones de hogares y negocios quedaron sin energía eléctrica.

Continuamente se trabaja en la modificación de algunos de sus sistemas de alerta y procedimiento para tratar de ayudar a que se reduzcan los daños causados por las tormentas tropicales, que han causado, según sus datos, más de 25,000 muertes en la historia de Estados Unidos.


Leave a Reply