HURRICANE SOLUTION | PROTECCION CONTRA HURACANES

Ultimas Noticias

Huracanes

3 Elementos que hacen Devastador a un Huracán

  1. Vientos

vientos

Los vientos de un huracán  pueden tener una velocidad hasta los 250 km/h (155mph) en la pared del huracán, y ráfagas que sobrepasan  los 360km/hr (224mph). La destrucción que provoca viento aumenta con el cuadrado de su velocidad. Esto quiere decir que, un aumento de la velocidad del viento de tres veces aumenta su poder destructivo por un factor de nueve. La topografía juega un rol importante: la velocidad del viento es menos a baja elevación por los obstáculos físicos y áreas protegidas, y aumenta al pasar sobre las cimas de los cerros.

La destrucción es ocasionada ya sea  por impacto directo del viento o por objetos que acarrea el aire. El viento mismo afecta primordialmente los sembríos agrícolas. Bosques enteros han sido destruidos por fuerzas que han arrancado de la tierra a los árboles con todo y raíces.  Las construcciones creadas por el hombre también son vulnerables. Los edificios altos tienen posibilidad de colapsarse. La presión barométrica en un huracán, pueden hacer que las estructuras cerradas exploten y que la succión levante los techos o aún edificios completos. Pero la mayor catástrofe, número de víctimas y daños se debe a los llamados proyectiles acarreados por los vientos cuya fuerza de impacto está directamente relacionada a su masa y el cuadrado de su velocidad. El daño causado por un vehículo acarreado por el viento a cualquier cosa que golpee, será mayor que si sólo la hubiera impactado el viento. Los techos mal afianzados al edificio son los proyectiles más comunes. Otros objetos comunes son antenas, árboles, postes de teléfono y objetos sueltos de las construcciones.

Se han adoptado reglamentos de construcción para combatir este problema ya casi todos los países expuestos a un alto riesgo. Los códigos recomiendan que las estructuras mantengan una capacidad de resistencia a la presión de la velocidad del viento medio local, calculado promediando la presión del viento durante 10 minutos para la velocidad más elevada esperada en 50 años. El Código de Construcción para el Caribe (Caribbean Uniform Building Code, CUBIC) que está siendo considerado por los países del Caribe, indica la presión de velocidad de un viento referencial para cada país.

  1. Precipitación

precipitaciones

Los huracanes como también sabemos son acompañados por lluvias que  son extremadamente variables y difíciles de predecir .Pueden ser muy intensas  y durar varios días o se pueden desvanecer en horas. En la incidencia de la precipitación se reconocen como importantes la topografía local, la humedad y la velocidad de avance de un huracán, pero los intentos para determinar una conexión directa han sido inútiles hasta el momento.

Las fuertes lluvias causan dos tipos de destrucción. El primero se debe a la infiltración del agua en los edificios ocasionando daños estructurales; si la lluvia es constante  y persistente, las estructuras simplemente pueden colapsar por el peso del agua absorbida. El segundo que es  mucho más dañino, son las inundaciones sobre la tierra, que ponen en riesgo todos los valles junto con sus estructuras e instalaciones críticas de transporte tales como puentes y carreteras.

Los deslizamientos, también son extremadamente peligrosos, generalmente son originados por una fuerte precipitación. Las áreas con pendientes desde medianas hasta muy pronunciadas se sobresaturan y fallan a lo largo de las zonas más débiles. Así, las áreas en un valle de terrenos bajos no son los únicos lugares vulnerables a la precipitación.

  1. Mareas de tormentas

header_photo_08

La marea en una tormenta representa   la elevación temporal del nivel del mar ocasionada por el agua impulsada sobre tierra, principalmente por la fuerza de los vientos del huracán hacia la costa y en segundo término, por la disminución de la presión barométrica a nivel del mar entre el ojo de la tormenta y la región exterior. Otra estimación es que por cada 100 milibares (mb) que baje en la presión barométrica, se espera una elevación de un 1 m del nivel del mar. La magnitud de la marea en un determinado lugar también es función del radio de los vientos máximos del huracán, la velocidad de avance del sistema y la batimetría frente a la costa. Las áreas costeras que más riesgo corren son aquellas con mayor número de impactos registrados. No importa la altura, el gran domo de agua frecuentemente tiene un ancho de 150km (93 millas) y avanza hacia la costa donde aterriza el ojo del huracán.

Para las comunidades costeras las mareas, representan la mayor amenaza .Las personas que se ahogan por causa de una marea de tormenta representa el 90% de las víctimas en los huracanes.

Las severas inundaciones, debido a una marea de tormenta, afectan las áreas bajas varios kilómetros tierra adentro. La altura de las mareas de tormenta puede ser mayor si es que las estructuras hechas por el hombre en las bahías y estuarios canalizan el flujo del agua y complican la inundación. Una marea de tormenta acompañada por una fuerte lluvia y el impacto del huracán ocurren durante el máximo de la marea alta, las consecuencias pueden ser devastadoras. El excedente de agua de la fuerte precipitación tierra adentro provoca inundaciones fluviales, y un aumento simultáneo del nivel del mar bloquea la salida de los ríos hacia el mar y por lo cual el agua no tiene por donde escapar.


Leave a Reply